La pequeña muerte

Releyendo a Eduardo Galeano me he encontrado con  “la pequeña muerte” y me apetecia compartirlo con vosotros. ¿Que os parece?

 

Eduardo Galeano

La pequeña muerte

No nos da risa el amor cuando llega a lo más hondo de su viaje, a lo más alto de su vuelo: en lo más hondo, en lo más alto, nos arranca gemidos y quejidos, voces del dolor, aunque sea jubiloso dolor, lo que pensándolo bien nada tiene de raro, porque nacer es una alegría que duele. Pequeña Muerte, llaman en Francia a la culminación del abrazo, que rompiéndonos nos junta y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza. Pequeña Muerte, la llaman; pero grande, muy grande ha de ser, si matándonos nos nace.

Anuncios

Hola de nuevo

Estoy otra vez con vosotras, y espero  esta vez no tardar tanto en  volver a estar juntas. Las que me conocéis sabéis lo que me exige de tiempo y energías el proyecto de psicologia solidaria, y aunque merece la pena ,también es cierto que hecho un poco de menos la comunicación con vosotras.

He publicado un nuevo articulo sobre las relaciones pasionales y la dificultad en separarse de ellas. Espero que os animes a comentarlo y así volver a iniciar el encuentro compartiendo nuestros pensamientos y nuestros afectos. Animaros, os espero a través de vuestros comentarios.

Otro cuento de Jorge Bucay para pensar….

Sobre la subjetividad del amor, o mas bien del deseo….(Vemos la realidad, o lo que deseamos?)

LA MIRADA DEL AMOR

 

El rey estaba enamorado de Sabrina: una mujer de baja condición a la que el rey había hecho su última esposa.

Una tarde, mientras el rey estaba de cacería, llegó un mensajero para avisar que la madre de Sabina estaba enferma. Pese a que existía la prohibición de usar el carruaje personal del rey (falta que era pagada con la cabeza), Sabrina subió al carruaje y corrió junto a su madre.

A su regreso, el rey fue informado de la situación.

-¿No es maravillosa?-dijo-Esto es verdaderamente amor filial. No le importó su vida para cuidar a su madre!! Es maravillosa!

Cierto día, mientras Sabrina estaba sentada en el jardín del palacio comiendo fruta, llegó el rey. La princesa lo saludó y luego le dio un mordisco al último durazno que quedaba en la canasta.

-¡Parecen ricos!-dijo el rey.

-Lo son- dijo la princesa y alargando la mano le cedió a su amado el último durazno.

-¡Cuánto me ama!-comentó después el rey-, Renunció a su propio placer, para darme el último durazno de la canasta.¿no es fantástica?

Pasaron algunos años y vaya a saber por qué, el amor y la pasión desaparecieron del corazón del rey.

Sentado con su amigo más confidente, le decía:

-Nunca se portó como una reina…¿acaso no desafió mi investidura usando mi carruaje? Es más, recuerdo que un día me dio a comer una fruta mordida.

 

Sumisión y sometimiento. Atracción o rechazo?. 50 sombras de Grey

Analizando el por qué la trilogia de 50 sombras de grey ha tenido tanta difusión y acogida entre el público femenino, me parecia importante interrogarnos sobre la atracción que produce la figura del protagonista, es decir del hombre, en tantas mujeres. Protagonista exitoso, poderoso, seguro …pero con un fondo oscuro, peligroso. Es esto lo que atrae? la unión del poder con el peligro? el juego de la seducción sometido/sometidor?  quien somete a quién?  El? ella?……  Es amor?  atracción?  pasión?  que  buscan?