Amor y añoranza

El añorar al amado ausente debe diferenciarse de añorar a un estado que una vez ha existido y no existe más. El deseo de unirse, de ser uno con el amado puede ser comprendido como el extrañar una tempranísima etapa simbiótica del desarrollo, aunque esa etapa fuera tan remota que no haya dejado recuerdos claramente definidos. Esa es una añoranza que nunca puede ser completamente satisfecha en el estado amoroso.

                                                                                                                                                                                                                      The Anatomy of Loving

                                                                                                                                                                                                                       Martin Bergmann 1987

Cuantas veces esperamos del amor aquello que es imposible que nos dé, y en esa espera nos perdemos y nos vaciamos. La búsqueda no está en el afuera, sino en el adentro, en el encuentro con nosotros mismos, y, por lo tanto, con nuestro deseo.

Anuncios

2 pensamientos en “Amor y añoranza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s